Niño de 8 años llama al 911 asustado por los gritos de sus padres haciendo el amor

La curiosa y llamativa confusión tuvo lugar anoche en un barrio de Albacete, un niño de 8 años llamó a Emergencias pidiendo ayuda asustado por los gritos de sus padres y resultó que estaban haciendo el amor.

Al parecer el niño se despertó de madrugada alertado por unos sonoros gritos “es cierto que somos muy fogosos y a veces nos dejamos llevar, pero la habitación del niño está en la otra punta de la casa y siempre cerramos muy bien las puertas, de verdad que pensábamos que nunca nos oiría”. El niño, asustado y pensando que alguien estaba haciendo daño a sus padres llamó al 911 para pedir ayuda.

El operario que cogió la llamada ha comentado que “nos pareció raro, pero estaba muerto de miedo y es cierto que se oían los gritos a través del teléfono, así que mandamos una patrulla para solventar lo antes posible el presunto delito”. Al irrumpir en la vivienda los agentes se percataron de lo que sucedía en realidad “la verdad que se oían los gritos desde la calle y subimos a toda prisa, pero al entrar en su habitación nos los encontramos haciendo el amor y entendimos tanto alboroto”.