Duro relato de un médico en Jujuy: «Tenemos que elegir a qué paciente darle un respirador»

Sergio Barrera Ruiz, secretario adjunto de la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA) en esa provincia aseguró que los hospitales están colapsados.

Durante los primeros meses de la cuarentena decretada por el gobierno nacional para frenar el avance del coronavirus, la provincia de Jujuy se había mostrado como una de las que mejor supo manejar la pandemia. Fue de las primeras en comenzar con un esquema de reaperturas. Sin embargo, la situación en las últimas semanas cambió y la provincia que maneja el gobernador Gerardo Morales sufre un colapso en el sistema sanitario.

Así lo denunció Sergio Barrera Ruiz, secretario adjunto de la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA) en Jujuy, quien dio detalles de la grave situación que atraviesan todos los hospitales de la provincia. Según el profesional, no dan abasto con la cantidad de pacientes no sólo por la falta de camas sino por la caída en la cantidad de profesionales para atender todos los casos, ya que también fueron víctimas del virus.

“Hace dos semanas en el interior, llámese Libertador que está totalmente colapsado o en Perico y ya ahora en la capital. El problema no es solo por las camas, quizá quede alguna cama disponible, el problema es la cantidad de colegas que están contagiados. Yo por ejemplo cumplo mi noveno día de enfermedad. De 1.300 colegas quedamos 800 en pie. En los intensivistas hay también una alta tasa de contagios. En el sistema público por ejemplo, sólo hay en este momento 40 intensivistas trabajando para toda una provincia”, señaló el profesional en diálogo con Canal Doce de Córdoba.

El médico fue tajante y no ocultó el difícil momento sanitario y dijo que el sistema sufre un colapso. Incluso, aceptó que ya los trabajadores de la salud deben definir qué paciente tiene más posibilidad de sobrevida y así asignar un respirador. “La situación ya no está al borde del colapso sino que ha colapsado. No sólo en cama de terapia sino en cama de cuidados intermedios. En algunas localidades ya no hay lugar para nadie más”, denunció Barrer Ruiz.

Reveló, entre varias cosas, que al principio de la pandemia se contagiaron 30% de los médicos, pero la cantidad fue en aumento. De hecho, dijo que varios enfermeros y médicos murieron e incluso, “muchos que todavía siguen con respirador”.

El médico denunció que la provincia finalmente llegó la situación que siempre quisieron evitar y aseguró que “cayeron al abismo” por la cantidad de contagios que crece día a día. “Tenemos una alto nivel de contagio. Llegamos al punto en que no queríamos estar que es el punto de comenzar a aplicar los códigos de bioética para decidir cuál paciente tiene más chance y por lo tanto darle un respirador y cuál no tiene chance de sobrevida por su condición crítica y no ir a un respirador”, dijo.

 

 

Comparte este artículo