Provinciales

LANZARON LA FORMACIÓN TRANSVERSAL EN DERECHOS HUMANOS: “PRETENDEMOS UNA PROVINCIA LIBRE DE ODIO, RACISMO, DISCRIMINACIÓN Y XENOFOBIA”

C947750c0497d40c29583d87541c10f6

Así lo destacó el gobernador Capitanich. Dirigida a funcionarios y funcionarias de los tres poderes del Estado, la iniciativa propone la promoción y protección de derechos, la prevención de la violencia institucional, la lucha contra el odio y el conocimiento de los marcos normativos vigentes. Chaco es la primera provincia en implementarla.

El gobernador Jorge Capitanich y la vicegobernadora Analía Rach Quiroga recibieron este lunes al secretario ejecutivo del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos (IPPDH) del Mercosur, Remo Carlotto, con quien pusieron en marcha la capacitación en Derechos Humanos para las y los agentes de los tres poderes del Estado, tal como lo indica la Ley 3517-A.

La capacitación se divide en cinco módulos temáticos que serán dictados en cuatro jornadas presenciales. Los temas son DDHH, prevención del odio, el racismo, la discriminación y la xenofobia; prevención de violencia institucional; los pueblos originarios; memoria, verdad y justicia.

El gobernador destacó y agradeció la contribución de Remo Carlotto a la formación, que busca generar conciencia «educando de una manera crítica e integral la construcción de una sociedad y un Estado pluricultural», dijo. “Pretendemos alcanzar una provincia libre de discursos y actos de odio, racismo, discriminación y xenofobia”, aseguró.

Capitanich señaló que, desde hace un tiempo, “se observa una imposición de discursos sistemáticos de odio, racismo, xenofobia, discriminación y para contrarrestarlos es indispensable el rol del Estado con su capacidad de desarrollo institucional”, e indicó que la jornada de DDHH sirve como respuesta a esa realidad.

Chaco es la primera provincia en contar con una Ley de Capacitación Obligatoria en Derechos Humanos como esta. En este sentido, el gobernador enumeró otras políticas públicas impulsadas desde el Ejecutivo: presupuesto provincial con perspectiva de género y ambiental, los centros de abordaje de violencias de motivos de género y la implementación de políticas de memoria, verdad y justicia.

“No podemos permitir que los discursos de odio invadan nuestros debates y diálogos políticos”, aseveró, y advirtió que la concentración de medios que promueven un discurso segregacionista, es una manera de dividir a la sociedad, «lo que da como resultado que minorías intensas se apropien del Estado para satisfacer sus intereses, excluyendo los intereses de la mayoría”.

“El gran desafío es construir una provincia libre de odio, racismo, xenofobia y discriminación, que será nuestro gran aporte para las mujeres y los varones que habiten y quieran habitar nuestro suelo chaqueño”, reiteró el mandatario tras agradecer la participación de funcionarias y funcionarios de los tres poderes estatales.

Participaron la secretaria de DDHH y Géneros, Silvana Pérez; la subsecretaria de DDHH, Nayla Bosch; la presidenta del Superior Tribunal de Justicia del Chaco, Isabel Grillo; y el presidente del Comité para la Prevención de la Tortura, Kevin Nielsen.

CHACO, PIONERA EN LA PROMOCIÓN DE DERECHOS HUMANOS

Carlotto señaló que su presencia en la provincia tiene como objetivo acompañar la puesta en funcionamiento de la ley, que busca formar agentes para generar estados garantes de derechos humanos. “Es la institucionalidad de carácter permanente la que hace que los derechos humanos lleguen al conjunto de la población, desde las y los funcionarios de máximas jerarquías hasta los trabajadores que están en contacto con la gente”, remarcó.

«Chaco es pionera en el orden constitucional tanto en su legislación como en la generación de instrumentos para la defensa y promoción de derechos humanos. El gobierno de Capitanich tiene una agenda constante e importante, lo que es un aliciente para el resto de las provincias, porque demuestra que se pueden generar políticas públicas inclusivas en el marco de los derechos humanos”, resaltó el titular del IPPDCH.

Carlotto afirmó que la actualidad presenta un gran desafío en cuanto a la defensa de la democracia, derechos humanos y la paz. “Vemos procesos complejos de desestabilización institucional, por lo que creemos que hay que reforzar la democracia con más democracia, fortalecer los esquemas de acciones públicas en materia de derechos humanos y construir una filosofía y una cultura política por la paz, porque tenemos sectores que incentivan acciones violentas, como las expresiones de ultraderecha en nuestros país, que dicen que la democracia no sirve”, dijo.

«DEMOCRACIA SOCIAL REGIDA POR LOS PRINCIPIOS DE IGUALDAD«

Nayla Bosh aseguró que la implementación de la ley de formación obligatoria en derechos humanos es un gran desafío, ya que el objetivo no es solamente capacitar a las y los trabajadores del Estado, sino también poder brindar un servicio de calidad a la población. “La idea es que cuando alguien asiste a un organismo público reciba un trato digno”, explicó.

En ese sentido, resaltó la importancia de que las capacitaciones sean obligatorias, para poder llegar a más personas, porque no es un compromiso individual sino social y un compromiso público por parte del Estado chaqueño para brindar las herramientas. “Es fundamental capacitarnos para construir una democracia que no sea formal, sino social, regida por los principios de igualdad y no de discriminación”, consideró la subsecretaria.

Bosh recordó además el trabajo que se viene realizando en el marco de la Ley Yolanda (que tiene como objeto garantizar la formación integral en ambiente) y la Ley Micaela (capacitación en género) por la cual además de capacitar a funcionarios, funcionarias, trabajadores y trabajadores del Estado chaqueño ya se realizaron capacitaciones en varias organizaciones de la sociedad civil.